Errores comunes en una estrategia de marketing digital

persona escribiendo en anotador, taza de cafe, fotos, anteojos y compuadora

Diseñar una exitosa estrategia de marketing digital es uno de los pasos más fundamentales en el proceso de potenciar el posicionamiento de una marca. Sin embargo, también es cierto que se requiere de mucho tiempo, dedicación y constancia para percibir los resultados esperados.

Por lo que caer en el apuro podría solo sacar a relucir las fallas que se no atendieron durante el camino. Por esa razón, queremos comentarte cuáles son los típicos errores que suelen cometerse al diseñar una estrategia digital.

Estrategia de marketing digital: pecados capitales que debes evitar

¿Tu estrategia no te está ayudando a vender? ¿Tu público objetivo no ha reaccionado a ella? ¿Son más los costos que las ganancias? Revisa si estás cometiendo algunos de estos fallos:

No planificar y no segmentar

Y del apuro solo percibes el cansancio. Una estrategia de marketing digital que no se planifique con anticipación está destinada a fracasar sin siquiera haberse puesto en marcha.

Y así mismo sucede cuando no segmentas el público objetivo al cual te diriges… Vamos, no puedes orientarte a una gran masa cuando de allí, podrían ser pocos los usuarios que realmente están interesados por tus productos.

Por el contrario, tienes que segmentar cuál será el público objetivo al cual vas a dirigir tus esfuerzos y, por supuesto, la estrategia digital.

Cero objetivos claros

Una estrategia de marketing digital puede seguir infinidad de objetivos. Por ejemplo: potenciar el alcance de una marca en redes sociales, llegar a mercados internacionales, promocionar un nuevo producto y/o servicio… Ten en cuenta que, lo que no mides no puede corregir.

Por ende, procura plantear objetivos claros y MEDIBLES. Así sabrás si la estrategia digital está logrando los resultados esperados.

Utilizar todos los canales digitales

¡NO LO HAGAS! Cada estrategia digital debe utilizar un canal digital, no todos a la vez. Si tu público objetivo está en LinkedIn ¿Qué haces en Pinterest?

La idea es orientar la estrategia a la plataforma donde logrará sus objetivos, más no en aquellas que son las más populares del mercado. ¿Quieres fama o resultados?

Y claro, después puedes orientarte a otros canales, pero procura ir poco a poco e ir midiendo en todo momento.

Pasar por alto las tendencias

Si bien cada marca está en su derecho de seguir las tendencias que más se ajusten a su filosofía, el querer permanecer en lineamientos obsoletos no da resultados. Por lo que una estrategia de marketing digital siempre debe considerar las innovaciones del mercado, a fin de no quedarse detrás de la competencia.

Por ejemplo, las estrategias digitales de hoy son compatibles con todos los dispositivos móviles ¿Así lo haces? Como sabrás, muchos usuarios prefieren usar su móvil antes de su ordenador. Y si tu estrategia no es responsive, será muy difícil que puedas enganchar al usuario.

En referencia a esto, solo en el año 2016 el uso de los dispositivos móviles tomó un crecimiento del 51.3%, dejando de lado el uso de los ordenadores y laptops (48.7%) para acceder a internet.

No optimizar

Y por supuesto, si no mides tus resultados será muy complicado que puedas asumir los cambios necesarios para mejorar tu estrategia de marketing digital. Por ende, no sabrás si estás orientándote al segmento correcto, ni si tus objetivos están cerca y mucho menos, si tendrás las ganancias esperadas.

Por eso, preocúpate por medir y optimizar la estrategia a fin de mejorarla para que pueda lograr los objetivos planteados al inicio.

No aportar un valor diferencial

¿Qué tiene de especial tu estrategia digital? ¿Qué la hace única ante la competencia? El elemento diferenciador es vital para que tu estrategia logre resaltar en el mercado. Por eso, cada una debe ser diferente, creativa, innovadora y aportar un nuevo valor al público objetivo.

 

Una estrategia de marketing digital logra sus resultados después de mucho esfuerzo, dedicación y constancia. ¡Vamos, sí es posible!