Cómo construir tu Plan de Marketing

tableta sobre mesa de madera, diseñando plan de marketing

¿Cómo esperas prosperar y tener éxito sin un plan de marketing ¿Cómo esperas poder alcanzar tus metas, si aún no las has definido? El plan es la hoja de ruta que marca el camino a recorrer. Nos ayuda a ordenar los objetivos y pensar acciones y estrategias que sigan la misma línea. 

No importa el tamaño de tu negocio, grandes y pequeños, todos necesitan desarrollar un plan de Marketing que los ayude a alcanzar con éxito los objetivos planteados. 

¿Por dónde comenzar? Pues, por el principio…. ¿Y cuál es el principio? Justamente para eso escribimos este artículo mi querido Watson.

Estudio de mercado

Comienza por estudiar el mercado, ¿dónde estás parado?. Esto significa estudiar a tu competencia y a tu audiencia. A quién va dirigido el producto que ofreces, describe a tu cliente ideal. Describelo con todas sus características, sus gustos, preferencias, donde vive, cuál es su edad, si usa las redes sociales o no, cuáles son sus hábitos, etc. Conocer a tu audiencia es el primer paso, y va a marcar como puedes acercarte a ellos. 

Y por supuesto, no olvides de estudiar a tu competencia. Conoce de qué productos están ofreciendo, qué canales utilizan para comunicar, qué tono utiliza y su relación con los clientes. Analizando esto podrás darte una idea del tipo de estrategia que pueda servirte, entendiendo que funciona y que no. 

Establece tus objetivos

De esta forma ya estás listo para comenzar a plantear tus objetivos. Toma lápiz y papel (o abre un word si eres de ese palo). En el ámbito del Marketing se habla de los objetivos SMART, por sus siglas en inglés. Esto significa que los mismos deben ser:

  • Coherentes y alcanzables
  • Claramente definidos y medibles.
  • Definidos por unidad de negocio, producto y zona geográfica.
  • Deben tener un plazo de tiempo en el que deben cumplirse.

Además los objetivos de Marketing se dividen en cualitativos y cuantitativos, ¿te recuerda a tu clase de matemáticas? ¡Cerca!, pero un poco más divertido… 

Los cuantitativos son aquellos que se pueden medir en números, como por ejemplo cantidad de unidades vendidas de un producto, facturación total de un trimestre, o incluso número de seguidores en una red social. Por otro lado los cualitativos, no pueden medirse en números, se trate más bien de por ejemplo aumentar la notoriedad de la marca, o fidelización de clientes. 

Define las acciones a realizar

Una vez establecidas tus metas para cierto período de tiempo, proseguimos por decidir las acciones a realizar para poder alcanzarlas. Entonces, aquí debes pensar donde invertir, ¿un cambio de imagen? ¿lanzar  un nuevo producto? ¿mejorar productos existentes?, puedes pensar en incluir descuentos, programas de cuotas, etc. 

Otra posibilidad es explorar las acciones sobre los canales de comunicación, publicidad en redes sociales apuntando a tu público objetivo y conectando directamente con ellos. 

Corrige errores sobre la marcha

Para poder seguir de cerca el cumplimiento de tus objetivos es importante definir lo que se llama KPI, en inglés Key Performance Indicators, lo que sería indicadores clave de rendimiento. Para esto debes tomar indicadores que puedan darte una idea de que tan cerca estás de poder cumplir tus objetivos, y de esta forma ir ajustando su plan de acción, prevenir inconvenientes, y corregir lo que no esté funcionando.

Que este nuevo año no te tome desprevenido, prepárate para todo, tienes las herramientas a tu alcance, solo debes aprender a verlas y utilizarlas a tu favor. ¡Estamos aquí para ayudarte!